Lunecesito Cachito’s: Book of Youth. Pop con mayúsculas.

a2622833977_10

Señoras y señores, indies y mainstreams, enamorados de la música en general, apunten: Víctor Ramírez, clase ‘91, valenciano y una de las grandes perlas, no solo de Demian Records, sino del pop patrio.

A sus veinticuatro años colecciona un dúo (Oh Libia!), un grupo (Tórtel) y un súpergrupo (Coleccionistas). Todo ello sumado a haber conseguido que gente como Ken Stringfellow y Joaquín Pascual accedan a producir sus trabajos. Y, por si fuera poco, también le ha dado tiempo a grabar un álbum en solitario, el cual será nuestro protagonista de este Lunecesito Cachito’s: Book of Youth. Una madurez y un talento más que evidente para un pop sencillo pero intenso.

Vale, sí… Una vez más estamos ante uno de esos casi en los que cualquiera podría pensar que estamos exagerando y que seguramente estamos ante un disco realizado con premura y de cualquier manera, pero para nada es así. Estamos sin lugar a dudas ante uno de los discos nacionales que más nos ha impresionado en lo que llevamos de año y que sin duda estará entre nuestros favoritos de 2015. Os preguntaréis que es lo que nos ofrece RAMÍREZ en su primer disco para habernos convertido en unos incondicionales para su causa a las primeras de cambio, y la respuesta que os podemos dar es muy sencilla: pop con letras mayúsculas.

ramirez-normal-665x250

Las canciones poseen un esqueleto que sirve como puente entre la canción indie americana de baja fidelidad –lofi- y proyectos más personales, más domésticos de monstruos de la canción como Vic Chesnutt o Mark Oliver Everet aka. Eels.

Un melancólico toque lo-fi sobre la voz genera un delicado efecto muy del estilo Galaxie 500. Se puede apreciar también ese espíritu juguetón de sonidos distraídos que hace que el pop de los Beach Boys, muy presente también en más de un tema, siga sonando mágico cincuenta años después. En ‘Let´s go bowling‘ podemos apreciar una leve línea de sintetizador que lleva toda la canción a convertirla en una especie de sujeto intangible que elevaba el noise a la categoría de arte en los discos de The Jesus & Mary Chain y que, aquí, eliminando la distorsión, revolotea todo el tiempo sobre la melodía repetitiva de ‘Sundogs‘. Es Eso.

Leíamos en una entrevista para ABC lo siguiente: «Después de haberlo escuchado mucho, creo que debería haberlo rematado más, confiesa». «Sé que ser perfeccionista es algo que muchas veces juega en contra de la música. Porque muchas veces la gracia de las canciones es un magnetismo y una espontaneidad que no se consigue dándole muchas vueltas a las cosas. Pero no puedo evitarlo». Si no es del todo perfecto, lo más cerca de la perfección que podremos llegar a encontrar en mucho tiempo es ‘How To Get Over A Breakup‘. Empática, envolvente y rematada a base de coros multicapa que la convierten en toda una oda al pop lo-fi con puertas abiertas a la modernidad. Exactamente a lo que suena RAMÍREZ mientras este  Book of Youth gira bajo la aguja de nuestro tocadiscos.

Maravilloso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s